HERMENEUTICA INTRODUCCION BIBLICA E.LUND PDF

Shakagis Ratings and Reviews Write a review. Check out the top books of the year on our page Best Books of Editorial Vida presents this book not only for the pastor, evangelist and the working Christian, but for all those who have a passion for Biblical studies. This volume combines two reference books that have had the approval of Hispanic evangelicals: Image Unavailable Image not available bibliva Color: Be the first to review this item 0. LundPaperback 9 product ratings 5.

Author:Arashinris Shakazahn
Country:Uganda
Language:English (Spanish)
Genre:Music
Published (Last):21 June 2017
Pages:131
PDF File Size:9.9 Mb
ePub File Size:17.22 Mb
ISBN:516-9-15865-868-8
Downloads:52196
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Groll



POR E. Desde hace aos se agot la primera edicin y era imposible atender la demanda de los muchos que lo solicitaban. Despus se public en "Revista Homiltica," pero se necesitaban dos volmenes de dicha publicacin para reunir toda la obra y por eso se ha visto la necesidad de publicada en forma de libro.

Su autor, el Dr. Lund, puede considerarse como el ms fecundo y prestigioso maestro de estudios bblicos en la lengua castellana, y su nombre es ya de mucho tiempo bien conocido por la erudicin y valor de sus producciones. El mismo Melndez Pelayo le califica de fillogo, y esto cuando el Dr. Lund dominaba, a ms de las lenguas en que se escribi la Biblia, seis o siete lenguas modernas europeas; pero ms tarde, habiendo emprendido obra misionera en las Filipinas, ha cultivado varios de los idiomas y dialectos de aquel archipilago, habiendo traducido la Biblia entera al panayano y el Nuevo Testamento a los dialectos Ceb y Samar.

Tanto "Ayuda del predicador" como la antes citada "Revista Homiltica" y sus muchos tratados, folletos, artculos, etctera, ponen de manifiesto la energa y actividad de su autor, as como su competencia en el estudio bblico, y adems avaloran sus obras la ms estricta fidelidad al texto sagrado y la pureza de las doctrinas que expone. Esperamos que esta hora sea una verdadera bendicin para cuantos lo lean, ya sean predicadores y evangelistas o sencillamente cristianos, amantes del estudio bblico.

Una de las primeras ciencias que debe conocer el predicador es ciertamente la hermenutica. Pero, cuntos predicadores conocemos que ni de nombre la conocen. Qu es, pues, la hermenutica?

El Arte de interpretar los textos," responde el diccionario. Pero la hermenutica del griego hermenevein, interpretar , de la cual nosotros nos ocuparemos, forma parte de la Teologa exegtica, o sea la que trata de la recta inteligencia e interpretacin de las Escrituras bblicas.

Pedro mismo admite, hablando de estas Escrituras, que entre las del Nuevo Testamento "hay algunas difciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como tambin las otras Escrituras las del Antiguo para perdicin de s mismos. Tales indoctos, pretendidos doctos, han resultado siempre heresiarcas o erroristas.

Desde los falsos profetas de antao hasta los papistas de la era cristiana, y los eddstas y ruselistas de hoy. Y cualquier predicador que ignore esta importante ciencia se ver muchas veces perplejo, y caer fcilmente en el error de Balaam y en la contradiccin de Cor. El arma principal del soldado de Cristo es la Escritura, y si desconoce su valor e ignora su legtimo uso, qu soldado ser?

No hay libro ms perseguido por los enemigos, ni libro ms torturado por los amigos, que la Biblia, debido a lo ltimo a la ignorancia de toda sana regla de interpretacin". Esto, hermanos, no debe ser as.

Este don del cielo no nos ha venido para que lo usemos cada cual a gusto propio, mutilndolo, tergiversndolo o torcindolo para nuestra perdicin. Acordmonos, que las mismas variadsimas circunstancias que concurrieron en la produccin del maravilloso libro, requieren del expositor que su estudio sea detenido y siempre "conforme a ciencia," conforme a principios hermenuticos. Entre sus escritores, "los santos hombres de Dios, por ejemplo, que hablaron siempre inspirados del Espritu Santo;" hallamos personas de tan variada categora y educacin, como lo son, sacerdotes, como Esdras; poetas, como Salomn; profetas, cual Isaas; guerreros, como David; pastores, cual Ams; estadistas, como Daniel; sabios, como Moiss y Pablo, y "pescadores, hombres sin letras," como Pedro y Juan.

De stos, unos formulan leyes, como Moiss; otros escriben historia, como Josu; ste escribe salmos, como David; aqul proverbios, como Salomn; unos profecas, como Jeremas; otros biografas, como los evangelistas; otros cartas, como los apstoles. En cuanto al tiempo, viva Moiss aos antes del sitio de Troya y aos antes de aparecer los ms antiguos sabios de Grecia y de Asia, como Tales, Pitgoras y Confucio, viviendo Juan, el ltimo escritor bblico, unos aos despus de Moiss.

Respecto al lugar, fueron escritos en puntos tan distintos como lo son el centro de Asia, las arenas de Arabia, los desiertos de Judea, los prticos del Templo, las escuelas de los profetas en Betel y Jeric, en los palacios de Babilonia, en las orillas de Chebar y en medio de la civilizacin occidental, tomndose las figuras, smbolos y expresiones de los usos, costumbres y escenas que ofrecan tan variados tiempos y lugares.

Los escritores bblicos fueron plenamente inspirados, pero no de tal modo que resultase superfluo el mandamiento de escudriar las Escrituras y que se dejara sin consideracin tanta variedad de personas, asuntos, pocas y lugares. Estas circunstancias, como es natural. Una breve observacin general respecto a dicho lenguaje, acaso nos har ms patente todava la suma necesidad del conocimiento de reglas de sana interpretacin para el estudio provechoso de las Escrituras.

Ciertos doctos, por ejemplo, que han vivido siempre "incomunicados" respecto al lenguaje bblico encuentran tal lenguaje 3 chocante o incompatible con su imaginario ideal de revelacin divina, todo por la superabundancia de todo gnero de palabras y expresiones figuradas y simblicas que ocurren en las Escrituras. Algn conocimiento de hermenutica, no slo les librara de tal dificultad, sino acaso les persuadira de que tal lenguaje es el divino por excelencia, como es el ms cientfico y literario.

Un cientfico de fama sola insistir en que sus colaboradores cientficos, en la ctedra, encarnaran 10 invisible, porque, deca, "tan slo de este modo podemos concebir la existencia de lo invisible obrando sobre 10 visible. Dios se lo manifest; porque las cosas invisibles de l, su eterna potencia y divinidad, se echan de ver desde la creacin del mundo, siendo entendidas por las cosas que son hechas.

He aqu, pues, el Universo visible, tomado como gigantesco diccionario divino, llensimo de innumerables palabras que son los objetos visibles, vivos y muertos, activos y pasivos, expresiones simblicas de sus ideas invisibles. Nada ms natural, pues, que al inspirar las Escrituras se valga de su propio diccionario, llevndonos por medio de lo visible a lo invisible, por la encarnacin del pensamiento, al pensamiento mismo; por lo objetivo a lo subjetivo, por lo conocido y familiar a lo desconocido y espiritual.

Pero esto no slo fue natural, sino absolutamente necesario en vista de nuestra condicin actual, por cuanto las palabras exclusivamente espirituales o abstractas, poco o nada dicen al hombre natural. Apenas hay un hecho relacionado con la mente y la verdad espiritual que se pueda comunicar con provecho sin echar mano al lenguaje nacido de objetos visibles.

Dios ha tenido en cuenta esta condicin nuestra. No nos extraemos, pues, que para elevamos a la concepcin posible del cielo se valga de figuras o semejanzas tomadas de las escenas gloriosas de la tierra; ni de que para elevamos a la concepcin posible de su propia persona, se valva de lo que fue la "corona" de la creacin, presentndosenos como ser corporal, semejante a nosotros.

Huelga decir que para la recta comprensin de la verdad, as en smbolo, y figura por la necesidad humana, se requiere meditacin y profundo estudio.

Pero es preciso observar aqu que dichas expresiones figurativas o simblicas no se deben meramente a la naturaleza de la verdad espiritual, a la maravillosa relacin entre lo invisible y lo visible, sino tambin al hecho de que tal lenguaje resulta el ms a propsito, por ser el ms hermoso y expresivo.

Lleva ideas a la mente con mucha ms viveza que la descripcin prosaica. Encanta y recrea la imaginacin a la par que instruye el alma y fija la verdad en la memoria, deleitando el corazn.

Cun errneo concepto de lo que es propio, abrigan los que imaginan que la Biblia, para ser revelacin divina, debiera haberse escrito al estilo de la aritmtica o la geometra!

No ha enloquecido Dios por su sabidura, la sabidura del mundo? Acordmonos, pues, en resumen, que las Escrituras, tratando de temas que abarcan el cielo y la tierra, el tiempo y la eternidad, lo visible y lo invisible, lo material y lo espiritual, fueron Escritas por personas de tan variada naturaleza, y en pocas tan remotas, en pases tan distantes entre s, y en medio de gentes y costumbres tan diferentes y en lenguaje tan simblico, que fcilmente se comprender que para la recta inteligencia y 4 comprensin de todos nos es de suma necesidad todo el consejo y auxilio que nos pueda ofrecer la hermenutica.

Qu es la hermenutica? A dnde conduce la ignorancia de la misma? A qu debemos los erroristas y heresiarcas? Para qu se nos ha dado la Escritura? Qu circunstancias, en la produccin de las mismas, hacen necesario el estudio de la hermenutica?

Por quin, sobre qu, en qu pocas y lugares fueron escritas? De qu manera requieren estas circunstancias conocimientos hermenuticos? Por qu razn ciertos doctos niegan la inspiracin divina de la Biblia? De qu modo cientfico se revela lo invisible? CUl es el plan y proceder divinos de este caso? Por qu fue necesario el uso del lenguaje figurado en la revelacin desde el punto de vista humano?

Por cul otra razn el lenguaje bblico es el ms a propsito para la humanidad? En resumen: Por qu es de suma importancia el conocimiento hermenutico para la recta comprensin de la Biblia? Necesariamente, tal persona juzgar de su contenido como el ciego de los colores.

Para el estudio y recta comprensin de la misma se necesita, pues, por lo menos, un espritu respetuoso y dcil, amante de la verdad, paciente en el estudio y dotado de prudencia. Se necesita un espritu respetuoso, porque, por ejemplo, un hijo irrespetuoso, ligero y frvolo, qu caso har de los consejos, avisos y palabras de su padre? La Biblia es la revelacin del Omnipotente, es el milagro permanente de la soberana gracia de Dios, es el cdigo divino por el cual seremos juzgados en el supremo da, es el Testamento sellado con la sangre de Cristo.

Pero, con todo y ante tal maravilla, el hombre irreverente se hallar como el ciego ante los sublimes Alpes de Suiza, o peor an; tal vez como el insensato que echa lodo sobre un monumento artstico que admira todo el mundo.

He aqu en qu espritu, a la vez reverente y humilde, contemplaban la Palabra de Dios los primitivos cristianos. Y como dice Jehov: "A aquel mirar que es pobre y humilde de espritu y que tiembla a mi palabra. Se necesita un espritu dcil para un estudio provechoso y una comprensin recta de la Escritura, pues, qu se aprender en cualquier estudio si falta la docilidad? A la persona obstinada y terca que intenta estudiar la Biblia, le pasar lo que dice Pablo del "hombre animal.

Debe tenerse siempre presente que la oscuridad y aparente contradiccin que se pudiera encontrar no reside en el Maestro ni en su infalible libro de texto, sino en el corto alcance del discpulo. Es preciso ser amante de la verdad, porque, quin se cuidar de buscar con afn y recoger lo que no se aprecia y estima?

De necesidad imperiosa, para el estudio de la Escritura Sagrada, es un corazn deseoso de conocer la verdad. Y tnganse presente que el hombre no posee por naturaleza tal corazn, sino al contrario, un corazn que huye de la verdad espiritual y abraza con preferencia el error.

Porque al tal "el Padre de gloria dar espritu de sabidura y de revelacin para su conocimiento. Tambin se debe ser paciente en el estudio, pues, qu adelanto har una persona impaciente, inconstante y cambiadiza en cualquier trabajo que emprenda?

Para todo se necesita esta virtud. Al decir Jess: "Escudriad las Escrituras," se vale de una palabra que denota el trabajo del minero que cava y revuelve la tierra buscando con diligencia el metal precioso, ocupado en una obra que requiere paciencia. Las Escrituras, necesariamente deben ser ricas en contenido e inagotables, como las entraas de la tierra. Y por lo mismo, sin duda, Dios ha dispuesto que en algunas partes fuesen profundas y de difcil penetracin. Por otra parte, el fruto de la paciencia es deleitoso y cuanta ms paciencia se ha empleado para encontrar un tesoro, tanto ms se aprecia y tanta ms delicia produce.

Llvese, pues, al estudio de las Escrituras tanta paciencia como a las cosas ordinarias de la vida. Manifistese, adems, esa 6 "nobleza" que caracterizaba a los de Berea, de los cuales dice la Escritura que "fueron ms nobles que los que estaban en Tesalnica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriando cada da las Escrituras," y se ver cmo este trabajo lleva el premio en si mismo.

Maravillosos son tus testimonios Gzome yo en tu Palabra como el que halla muchos despojos Por eso he amado tus mandamientos ms que el oro, y ms que el oro muy puro. Juan ; Hechos ; Salmo , , , Para el estudio provechoso de las Escrituras se necesita, a lo menos, la prudencia de saber principiar la lectura por lo ms sencillo y proceder a lo que es ms difcil.

Es fcil descubrir que el Nuevo Testamento es ms sencillo que el Antiguo y que los evangelios son ms sencillos que las cartas apostlicas. Aun entre los evangelios, los tres primeros son ms sencillos que el cuarto.

Princpiese, pues, el estudio por los tres primeros. A continuacin del tercero pudase leer, por ejemplo, el libro de los Hechos, que es de ms fcil comprensin que el evangelio segn Juan, cuyo contenido es muy profundo. En una palabra, tngase la prudencia de saber pasar de lo sencillo a lo difcil para sacar provecho y no arrinconar el libro por incomprensible, como han hecho algunos imprudentes. Pudanse resumir todas estas disposiciones en aquel rasgo caracterstico manifestado por los discpulos de Jess en los momentos de no comprender sus palabras: Le preguntaron por el significado, le pidieron explicacin, y leemos: "Aparte explicaba todo a sus discpulos," "les abri el sentido para que entendiesen las Escrituras.

Nunca se debe emprender el estudio sin haber pedido al Maestro que abra el entendimiento y aclare su Palabra. La fuente de toda luz y sabidura es Dios, y dice la promesa: "Si alguno de vosotros tiene falta de sabidura demndela a Dios Ms que mis enseadores he entendido.

Por qu el estudio provechoso de las Escrituras requiere un espritu especial? Y por qu es necesario que sea respetuoso? Por qu se necesita un espritu dcil para el estudio y recta comprensin de la Biblia?

ALWATAN NEWS BAHRAIN PDF

Hermeneutica: Introduccion Biblica = Heremneutics

.

EL TIGRE Y EL RATON KEIKO KASZA PDF

HERMENEUTICA INTRODUCCION BIBLICA E.LUND PDF

.

ERLIQUIOSE HUMANA PDF

Lound & Luce - Hermeneutica E Introduccion Biblica

.

Related Articles